Microsoft acelera sus pérdidas y se acerca a perder el 10%. Los resultados presentados ayer al cierre de la sesión parecen no convencer hoy.