Metrovacesa obtuvo un beneficio neto atribuible de 448,5 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone triplicar (+208,6%) el del mismo periodo de 2006.
Los ingresos crecieron un 83,2% entre enero y marzo, hasta sumar 511,5 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda), se multiplicó casi por tres (+191,4%) y alcanzó los 726,2 millones. Metrovacesa está actualmente en proceso de segregarse en dos compañías independientes en virtud del acuerdo alcanzado entre sus dos principales accionistas (la familia Sanahuja y el presidente de la compañía, Joaquín Rivero) para resolver las diferencias que mantenían sobre su gestión.