Metrovacesa ha comprado siete edificios en Alemania por importe de 340 millones de euros. Activos que, según la inmobiliaria, tienen una rentabilidad media del cinco por ciento. Estas inversiones, junto con un próximo desarrollo en los terrenos de Berlín, confirman la apuesta en busca del liderazgo europeo de Metrovacesa, iniciado con la compra de la Torre de HSBC en Londres a comienzos de año y que se complementará con la integración de los edificios de oficinas en Francia, objeto del acuerdo de separación empresarial de Metrovacesa y Gecina. Las acciones de Metrovacesa se dejanun 0,26 por ciento a las 10:57 horas y se colocan a 77,75 euros.