Metro AG anunció que su beneficio neto del segundo trimestre se redujo un 12,6% debido a los costes relacionados con las adquisiciones de las tiendas alemanas de Wal-Mart Stores Inc y su transformación en la marca propia Real. El beneficio neto cayó a 104 millones de euros desde los 119 millones de hace un año, mientras que los analistas esperaban un beneficio de 106,5 millones de euros. Metro acordó el año pasado comprar las tiendas de la norteamericana Wal-Mart en Alemania, que registraban pérdidas, para impulsar su cuota en la competitiva industria germana de supermercados.