Los analistas de Merrill Lynch han rebajado su recomendación sobre la aerolínea ante los aumentos del precio del crudo que podrían mermar los beneficios. Merrill ha reducido su recomendación sobre Air France desde comprar hasta neutral, a la vez que también ha revisado a Ryanair de comprar a neutral.