Según la Agencia Reuters, una fuente del Gobierno francés asegura que ambos mandatarios hablaron por teléfono el lunes y acordaron que debían adoptar un discurso común sobre el país heleno. La decisión adoptada por ambos mandatarios trataría de inyectar certidumbre a los mercados que viven sus horas más bajas arrastrados por los valores bancarios. Francia y tres de sus grandes entidades, BNP Paribas, Société Générale y Crédit Agricole, están siendo los grandes perjudicados por las dudas que se ciernen sobre el archinombrado default heleno que nunca llega.

Los líderes de Francia y Alemania harán, por tanto, un anuncio de forma conjunta sobre Grecia a última hora de este mismo martes, según reconoce esta fuente a la Agencia Reuters.

La misma fuente señala además que el presidente galo Nicolás Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel mantuvieron una conversación telefónica el lunes y ambos se mostraron determinados 'a hacer lo que fuera necesario' para calmar la crisis de confianza que planea sobre Grecia y la zona euro.

'El presidente está decidido', asegura esta misma fuente. 'Él estuvo en contacto con Angela Merkel ayer para tomar posiciones que deberían hacerse públicas hoy. Van a entrar en acción hoy mismo'.


'Todo lo posible para mantener unido al euro'
Han sido las últimas declaraciones pronunciadas por la canciller Merkel en su intento de salvar la unión monetaria ante los continuos problemas que representa la periferia europea.

Merkel comienza a suavizar sus reticencias a la creación de los eurobonos, considerados como una de las mejores fórmulas para ayudar a los paísesperiféricos en problemas. Esta misma mañana aseguraba en una entrevista que es necesario 'hacer todo lo posible para mantener unido el espacio del euro'.