La canciller alemana, Angela Merkel, defendió hoy los planes del Gobierno entrante --fruto del acuerdo de coalición al que llegaron el pasado sábado su formación, la Unión Cristiano Demócrata (CDU), con el Partido Liberal Demócrata (FDP)-- de llevar a cabo un recorte de impuestos de varios miles de millones de euros, por considerar que este programa ofrece a Alemania una oportunidad para reavivar su economía. "Hemos optado por un camino orientado hacia el crecimiento económico", declaró Merkel ante los representantes de la CDU en el congreso convocado por el partido para aprobar la coalición de gobierno. "No hay garantías de que esto funcione, pero nos da una oportunidad", añadió. Según la canciller, la historia demuestra que las políticas de consolidación presupuestaria y de ahorro en los momentos de dificultades económicas son error.