El secretario general de UGT, Cándido Méndez, afirmó hoy que la decisión que ha adoptado la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) de retirar a Marsans la licencia de venta de billetes de avión puede suponer un "golpe muy serio" a la imagen del sector turístico español. El dirigente sindical subrayó que UGT está "muy preocupada" con la retirada de esta licencia a Marsans, pues 4.000 empleos directos y una cifra aún mayor de indirectos dependen de esta compañía y además hay 50.000 paquetes de vacaciones vendidos. "Esto le puede pegar un golpe muy serio al sector turístico en su imagen", dijo.