La confianza del consumidor estadounidense mejoró en febrero más de lo previsto.

En concreto, el indicador de confianza del consumidor americano escaló hasta 70,4 en febrero mientras que el mercado adelantó un ascenso menor (a 65,5 desde 60,6 del mes anterior).