El saldo total de crédito hipotecario de las entidades financieras alcanzó en agosto los 1,033 billones de euros, lo que significa una reducción del 5,19% respecto al mismo periodo de 2010 y la mayor caída de la historia, según se desprende de los últimos datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

El sector financiero cerró agosto con 6.339 millones de euros menos de saldo hipotecario respecto a julio, lo que arroja un descenso del 0,62%, mientras que en tasa interanual la caída fue de 56.698 millones.

Las cifras confirman la caída que sufre esta actividad en España desde hace cuatro años y constatan que el volumen de nuevas contrataciones de hipotecas no es suficiente para cubrir el ritmo de amortizaciones y coinciden con el aumento del precio de las hipotecas que conceden las entidades a raíz de la creciente percepción del riesgo de impago ante el elevado nivel de paro.

La morosidad de los hogares en la adquisición de vivienda a través de hipoteca se eleva en la actualidad al 2,47% en el conjunto de las entidades financieras, y es ligeramente más elevado en el caso de las cajas de ahorros (2,49%) que en los bancos (2,32%).