El minorista del Reino Unido Marks & Spencer Group registró una caída del 4,2%, menor de lo previsto, en las ventas comparables en su cuarto trimestre fiscal, después de que los consumidores con menor liquidez compraran alimentos a menor precio del grupo durante la crisis económica. Las acciones Marks & Spencer subían con fuerza el martes después del anuncio de estos resultados. El mercado había previsto una caída mayor, de un 7%, ya que los consumidores siguen recortando gastos no esenciales de ropa y productos para el hogar.