La acción recupera posiciones después de apoyarse en niveles próximos al mínimo de ABR11 situado en 2,55. Comportamiento alcista que viene acompañado por un volumen de negocio inferior a la media de las últimas doscientas sesiones que le resta algo de fiabilidad.

En este contexto es mejor que la prudencia se imponga y calificar el movimiento de rebote a corto plazo y esperar a mayores signos de giro al alza antes de retomar un escenario alcista con mayores garantías.

En este último sentido una consolidación por encima de la banda superior del hueco apertura a la baja del lunes, 2,66, con un volumen creciente y superior a la media confirmaría la ruptura de la dinámica bajista que parte de máximos anuales.


Gráfico Intradía Mapfre