El fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna y el banco ruso Sberbank han notificado a la Comisión Europea su proyecto de adquisición de la empresa automovilística Opel, según informó hoy el Ejecutivo comunitario. Bruselas tiene ahora hasta el 27 de noviembre para decidir si autoriza la operación. Una vez que concluya el plazo, la Comisión puede aprobar la operación, con o sin condiciones, si considera que no tendrá un impacto negativo sobre la competencia. O bien puede abrir una investigación en profundidad de 90 días de duración si detecta problemas.