Representantes de Magna, la multinacional que ha llegado a un preacuerdo con General Motors (GM) Europa para adquirir Opel, han informado hoy al comité de empresa de la planta de Figueruelas (Zaragoza) que hará una reestructuración en el grupo automovilístico para que vuelva a ser rentable. Así lo ha explicado a Efe el presidente del comité, José Juan Arceiz, tras participar en un encuentro con directivos de Magna con motivo de la primera visita de este fabricante de componentes canadiense-austríaco a la planta española, en el que también han estado presentes otros representantes de los trabajadores y de la dirección de GM, tanto española como europea.