Madrid y Barcelona han perdido posiciones en el ranking de las 50 ciudades más caras del mundo, a causa de la crisis económica y del debilitamiento del euro frente al dólar, según el "Estudio Coste de la Vida 2009" de Mercer. Más concretamente, Madrid cayó nueve puestos, mientras que Barcelona bajó del puesto 31 al 38.