El aeropuerto de Madrid-Barajas incrementará sus movimientos un 6,5% en su temporada de verano, que comienza el próximo 28 de marzo, mientras que el número de plazas ofertadas se incrementará un 8,3%, según informó hoy Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Este cambio de temporada, que coincide con el horario de verano en toda la UE, tiene como objetivo que las compañías aéreas ajusten sus programaciones de vuelos a las modificaciones de la demanda que se producen en los meses de primavera y verano.