LVHM: desde hace más de dos años desarrolla un movimiento en cuña, con revalorizaciones que nada tienen que ver con las tenidas desde 2009 hasta 2011, lo que hace pensar en la posibilidad de un tramo distributivo desde entonces.

De hecho, si atendemos a los indicadores de largo plazo, sugieren un techo de cara al medio plazo. En los últimos dos meses fluctúa en un estrecho rango entre 128 y 138 euros, lo cual provoca una compresión en los indicadores, sugiriendo la proximidad de un movimiento importante. La pérdida del soporte en 128 euros activaría una señal de venta.

Recomendación: VENDER DEBAJO 128 euros