La aerolínea alemana Deutsche Lufthansa AG presentó una previsión pesimista para 2009 en la que cita el deterioro de las condiciones del mercado por la recesión mundial y anunció que su beneficio neto descendió un 64% en 2008.  Lufthansa prevé que el beneficio de explotación será este año "claramente inferior al nivel del año anterior" y la compañía cree que su negocio está sujeto a "riesgos considerablemente superiores a lo habitual".  Indicó que su beneficio neto en 2008 descendió a 599 millones de euros, frente al beneficio de 1.660 millones de euros de 2007. El beneficio fue inferior también a las previsiones de 738 millones de euros de los 12 analistas encuestados por Dow Jones Newswires.  El descenso se debió principalmente a una desfavorable comparativa. Los resultados de Lufthansa en el año anteriorse vieron inflados por la venta de activos no recurrentes por valor de más de 500 millones de euros.  El beneficio operativo en 2008 fue de 1.350 millones de euros, frente a 1.380 millones de euros de 2007. Los analistas esperaban un beneficio de 1.290 millones de euros.