La aerolínea de bandera alemana Deutsche Lufthansa AG (LHA.XE) dijo el miércoles que el aumento de los precios del combustible, las medidas de protesta de su personal y el cierre del espacio aéreo por la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia podrían poner en peligro su previsión de beneficio operativo para 2010.  La compañía añadió, sin embargo, que sus actuales perspectivas de negocio siguen siendo positivas y sostienen las esperanzas de que "la calidad de los resultados --por ejemplo las reservas de primera clase y de clase business-- mejorarán sustancialmente".