El número de pasajeros que utilizaron el transporte aéreo interior bajó un 6,8% en 2009, hasta situarse en 38,2 millones de usuarios, mientras que los que usaron el AVE-Larga distancia se redujeron un 0,6% y superaron los 23,1 millones, según datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El transporte urbano fue utilizado por más de 3.017 millones de viajeros el año pasado, con un descenso del 3,7% respecto a 2008. En concreto, el transporte metropolitano registró una caída del 5,1%, mientras que el transporte urbano general por autobús bajó un 2,9% y el discrecional, un 2,1%.