La Bolsa de Nueva York se recuperó el martes, ayudada por los valores energéticos, que aprovechan los precios récord alcanzados por el petróleo. El Dow Jones ganó 0,87% hasta los 13.660 puntos, mientras que el Nasdaq subió 1,07%. Este miércoles saldrá desde los 2.825 puntos. Después de haber caído el lunes ante los problemas del sector bancario, Wall Street tuvo dificultades para encontrar una orientación en ausencia de indicadores macroeconómicos mayores.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 1,20% (+18,10 puntos) a 1.520,27 unidades. "La volatilidad reinó sobre un mercado muy nervioso", subrayó Al Goldman, analista de AG Edwards, en momentos en que los inversores se mantienen en la incertidumbre sobre la extensión del impacto económico de la crisis de los préstamos inmobiliarios a riesgo (subprime). 'A veces el vaso se considera medio vacío, otras, medio lleno. En esos casos, el precio de las acciones parece barato', y en consecuencia propicio para comprar, afirmó Hugh Johnson, analista de Johnson Illington Advisors. El consumo resiste El martes, los inversores se tranquilizaron en parte ante la resistencia del consumo, uno de los motores de la economía, con un incremento de 1% en las ventas semanales de las cadenas de tiendas estadounidenses. Por otra parte, el alza de los precios del petróleo y de las materias primas impulsó a los valores energéticos. Máximos del crudo y del euro El precio del barril de petróleo superó por primera vez los 97 dólares en Nueva York y 93 en Londres, mientras que el oro subió a 820 dólares la onza en Londres, su récord desde 1980. Alimentando la disparada de los precios, el billete verde tocó otro piso histórico, en 1,4570 por euro. El entusiasmo del mercado estuvo limitado sin embargo por los temores de que el petróleo y el oro caros provoquen 'una aceleración de la inflación y afecte los beneficios de las empresas', subrayó Peter Cardillo, analista de Avalon Partners. El mercado obligatorio bajó. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,357%, contra 4,318% en la noche del lunes, y el de los títulos a 30 años a 4,652% contra 4,616%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios