Las acciones de la compañía hipotecaria bajaron en la Bolsa de Nueva York un 28,40% a pesar de que esa empresa, la mayor de préstamos hipotecarios de Estados Unidos, negó los rumores de que iba a declararse en bancarrota. Los rumores de que Countrywide planea declararse en bancarrota carecen de fundamento, aseguró la compañía. Countrywide señaló que tampoco tiene constancia de los rumores de que las principales agencias de calificación de riesgo planean recomendar la venta de sus acciones.