En el marco de la reunión de los ministros de Economía de la Unión Europea se han clarificado algunos puntos sobre los próximos test de estrés.
Todo sea dicho. El primer examen sobre la banca no ha podido ser calificado de exitoso a la vista de los resultados que posteriormente vimos. A pesar de que tan sólo suspendieron 7 de las 91 entidades examinadas los problemas de los bancos han sido más que evidentes.
 
Los ministros de la Unión Europea han alcanzado hoy un acuerdo para realizar una nueva batería de pruebas en la que, esta vez sí, se tendrán en cuenta criterios sobre liquidez.