Las peticiones iniciales de desempleo en EE UU subieron en la semana que va hasta el 18 de julio hasta los 554.000 solicitantes frente a una previsión de 557.000. Los reclamos continuos se situaron en 6.225.000 solicitudes hasta el 11 de julio frente a una previsión de 6.390.000 solicitudes.