Los sindicatos europeos de Opel y el consorcio formado por el grupo austríaco Magna y el ruso Sverbank se han puesto de acuerdo en las "principales cuestiones", lo que podría facilitar la próxima semana la firma del contrato de compraventa con General Motors. Así lo ha anunciado hoy el líder del sindicato IG Metall, miembro del órgano de vigilancia de Opel, Armin Schild, a la segunda cadena de televisión alemana ZDF. "El acuerdo está casi para firmar", ha declarado Schild.