Los hermanos Jesús y Jaime Salazar, ex presidente y ex vicepresidente respectivamente del Grupo SOS, dispusieron del dinero del Grupo seis meses después de que el fondo soberano que iba a entrar en la compañía paralizara las negociaciones, han indicado fuentes conocedoras del informe de la auditora KPMG.
Los hermanos Salazar, contra quienes ayer la compañía anunció que interpondrá una querella por presunta apropiación indebida, justificaron en su día el crédito de 212 millones de euros (principal de 186 millones más intereses) para articular una operación corporativa con el fondo soberano, con el que estuvo negociando entre mayo y agosto de 2008.

Las mismas fuentes han indicado que los hermanos Salazar dispusieron de enero a diciembre de 2008 de los 212 millones de euros del crédito que se concedió a su sociedad Cóndor Plus, pese a que las conversaciones con el fondo soberano se iniciaron en mayo de 2008 y se paralizaron en agosto del mismo año.

Han precisado que el informe revela que los hermanos Salazar dispusieron hasta marzo de 2009 de otros 25 millones de euros, de un crédito que se concedió a otra de sus sociedades participadas, Aceites Cañaveral.