El índice de precios de producción de bienes de EEUU (IPP) registró en julio un descenso mensual del 0,9%, mientras que el retroceso alcanzó el 6,8% en términos interanuales, informó hoy el Departamento de Trabajo estadounidense. Este recorte, que supone la peor caída del indicador en doce meses, se produce después del aumento registrado en junio del 1,8% y del recorte del 0,2% de mayo.
El índice de precios para bienes energéticos descendió un 2,4% en julio después de haberse incrementado un 6,6% en el mes precedente, mientras que los precios de alimentación de consumo se recortaron un 1,5%, tras haber aumentado un 1,1% en junio.

Excluyendo alimentos y energía, el IPP registró un descenso del 0,1% comparado con el incremento del 0,5% de junio.