El índice de precios de la vivienda en EE UU subió un 0,9% en el último mes más de lo esperado. Los analistas esperaban una escalada de tan solo el 0,2%.