Los precios al productor en EEUU cayeron un 1,2% en el mes de marzo. Si se excluye la energía, la caída es del 5,5% en ese mismo mes.