El director general de Intel Corporation Iberia, Brian G. González, destacó hoy que en el primer trimestre el mercado español de ordenadores portátiles creció un 20 por ciento, frente al de sobremesa que cayó un 30 por ciento, lo que ha supuesto un ligero crecimiento general, en torno la 3%. El directivo de la filial ibérica del mayor fabricante del mundo de semiconductores, en declaraciones a EFE, comentó los resultados de Intel en el primer trimestre del año, que ha tenido un beneficio de 647 millones de dólares, un 55 por ciento menos que hace un año y sus ingresos fueron de 7.145 millones, un 26 por ciento menos.