El dato de pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos aumentó en enero un 3%, el doble del 1,5% esperado por los analistas consultados por Reuters, y por encima de 1,9% de diciembre.