Los países de la zona del euro deben buscar soluciones comunes a la crisis económica y resistir a la tentación de abandonar las normas fiscales o estudiar otras posibilidades como la devaluación fuera de la zona, dijeron el viernes políticos y responsables monetarios europeos. Contra la peor crisis económica que se recuerda, los estados deben emprender reformas para aumentar la confianza y reducir los diferenciales de los niveles de riesgo entre sus mercados financieros, dijeron funcionarios en la conmemoración del décimo aniversario de la presencia de España en el euro. "El euro ha supuesto una importante zona de estabilidad y ahí está la enseñanza de la moneda única, es mejor estar ahí que nevagar en un barco pequeño", dijo José Manuel González Páramo, miembro de la Junta Directiva del BCE.