Groupon, el mayor proveedor de cupones de descuento diarios, acumula unas pérdidas de 540,2 millones desde 2008 que pueden provocar que los inversores se muestren recelosos a la hora de comprar acciones en la salida a bolsa de la empresa.

Groupon dijo ayer que pensaba recaudar 750 millones de dólares en su Oferta Pública Inicial, la cantidad más alta para una compañía de este tipo.

Las ventas aumentaron más de 14 veces hasta los 644,7 millones de dólares el último trimestre, convirtiendo a Groupon en una compañía más grande que Citrix y Autodesk. Sin embargo, con un incremento de los costes de comercialización más rápido que el de ventas, puede que la compañía no haga dinero lo suficientemente rápido como para justificar su valoración de 2.500 millones de dólares.

“Las empresas tienen que tener rentabilidad o, al menos, ser un caso convincente de que están caminando hacia ella” ha afirmado Becker, gerente de la cartera de Becker Capital Management. “También buscamos barreras de entrada y no vemos ninguna en este particular negocio”.

Becker se refiere a que Groupon tiene un modelo de negocio tan fácil de copiar que ha dado lugar a 482 imitadores, según los datos de Bloomberg.

Fundada en 2008, Groupon se ha disparado en el último año, ya que los consumidores de todo el mundo acuden a diario a las ofertas diarias de descuentos que llegan hasta el 90% en hoteles, restaurantes, etc.

El beneficio bruto de la empresa subió hasta los 270 millones en el primer cuatrimestre, desde los 20 millones del año anterior.

El mercado de los cupones liderados por Groupon podría generar hasta 3.900 millones de ventas en Estados Unidos, desde los 873 de 2010, de acuerdo con BIA/Kelsey.