Según indica Moodys Investors Service en un informe, las modificaciones recién aprobadas de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de regulación del mercado hipotecario, que se prevén que entren en vigor en breve, fortalecen y clarifican la posición crediticia de los inversores de Cédulas Hipotecarias españolas, a la vez que mejoran el pago puntual de estos instrumentos en situaciones concursales del emisor. Las modificaciones aprobadas equiparan el marco legal español que regula las Cédulas Hipotecarias, con el de otros países europeos con regulaciones específicas de los llamados Covered Bonds.