Los inventarios de negocios de EE UU cayeron un 1% en mayo, en línea con las previsiones que apuntaban a un retroceso del 0,8%, según el Departamento de Comercio. Con respecto al año anterior, las ventas han caído el 17.8%.