Los inventarios de negocio de las empresas estadounidenses bajaron un 1% en marzo con respecto al mes anterior, después de haber descendido otro 1,4% en febrero -cifra revisada al alza-. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban un descenso algo meyor de los inventarios, del 1,1%.