Inventarios crudo en EEUU subieron en 0,749 millones de barriles hasta 351,339 millones, mientras los inventarios de gasolina se recortaron en 2,993 millones hasta los 212,517millones de barriles barriles