Vodafone Group ha anunciado que sus ingresos crecieron un 9,3% en el primer trimestre de su ejercicio fiscal impulsados por las adquisiciones y los efectos del cambio de divisas, y reiteró sus previsiones para el conjunto del año, a pesar de que se mantienen las caídas en el negocio europeo.
El primer operador de telefonía móvil del mundo por volumen de ingresos dijo que sus ventas ascendieron a 10.740 millones de libras en el trimestre finalizado en junio, frente a 9.830 millones de libras el año anterior. Sin tener en cuenta el efecto de las divisas y las adquisiciones realizadas, los ingresos de los servicios móviles de voz y datos cayeron un 2,1%, lastrados por el comportamiento en Europa.

Vodafone y sus rivales europeos se enfrentan a un complejo escenario de competencia, regulación y recesión que está mermando sus crecimientos y, en algunos casos, provocando caídas.

Sin reflejar las divisas y las compras realizadas, los ingresos por servicios en todos los mercados europeos en los que opera Vodafone, excepto Italia, cayeron. En España, donde el grupo se ha visto afectado en los últimos trimestres, los ingresos cayeron un 8,1%, mientras que en Alemania bajaron un 4,8% y en Reino Unido, un 4,7%.

La compañía ahora separa sus operaciones en los mercados emergentes en dos segmentos: Asia Pacífico y Oriente Próximo, que incluye el principal motor de crecimiento del grupo, India, por una parte; y África y Europa Central, que incluye Vodacom Group Ltd. (VOD.JO) y las operaciones en Turquía, por otro.

Junto con España, Turquía es otro de los puntos débiles del grupo, que registró una caída mayor que sus competidores por haber realizado una menor inversión en la red y tener una peor distribución.

Vodafone, que se ha comprometido a reducir sus costes en 1.000 millones de libras para mitigar el impacto de la actual situación económica y la caída de los ingresos en Europa, dijo el viernes que su programa está en marcha.

Reiteró sus objetivos


El grupo británico reiteró sus objetivos de ingresos para el conjunto del ejercicio 2010, que espera cerrar con un cash flow de entre 6.000 millones y 6.500 millones de libras y un beneficio operativo ajustado de entre 11.000 millones y 11.800 millones de libras. Vodafone indicó que podría modificar sus previsiones anuales en noviembre.

Las previsiones de Vodafone se han visto afectadas por los tipos de cambio de divisas debido a que la mayor parte de sus ingresos no se generan en libras.

Las acciones de Vodafone abrieron el viernes con una subida del 3,4%.