Los hermanos Jesús y Jaime Salazar podrían verse obligados a desprenderse de su participación del 28% en el grupo SOS Cuétara ante la delicada situación de equilibrio del accionariado de la compañía, según la firma de analistas Ibersecurities. "Consideramos que la situación de equilibrio del accionariado de SOS es ahora muy delicada y no descartamos que los Salazar pudiesen verse forzados a vender su participación, arrastrando al valor", señala la firma, que recomienda por ello vender los títulos de SOS, que se han dejado un 24% desde la destitución el pasado 30 de abril de los hermanos Salazar como ejecutivos de la compañía. Los hermanos Salazar podrían embolsarse unos 165 millones de euros por la venta de su participación en la compañía, teniendo en cuenta los actuales precios de mercado.