Los contratos a futuro sobre los principales índices de acciones en Estados Unidos caían el martes al tiempo que los la debilidad de los mercados europeos y un alza de tasas en Australia disponían el escenario para una sesión posiblemente volátil. Hace unos momentos, los contratos a futuro sobre el Promedio Industrial Dow Jones perdían 85 puntos a 9.650, mientras que los del Standard & Poor's 500 cedían 9,5 puntos a 1.029,60 y los futuros sobre el Nasdaq 100 descendían 13,5 puntos a 1.655,50.  
El lunes, los principales índices bursátiles de Estados Unidos concluyeron con alzas la volátil sesión, aunque muy por debajo de sus máximos del día.

El Promedio Industrial Dow Jones, que llegó a ascender 146 puntos antes de caer en territorio negativo, concluyó con un alza de 76,7 puntos, o el 0,8%, a 9.789; el índice S&P 500 ganó 6,7 puntos a 1.042; y el Índice Compuesto Nasdaq avanzó 4 puntos a 2.049.

Lars Christensen, analista jefe en Copenhagen de Dankse Bank, señaló que a medida que el año se aproxima a su fin, ve menos disposición a tomar riesgos.

"Aun cuando estamos viendo cifras muy sólidas en Estados Unidos, al mercado parece no importarle debido a que todo está bastante caro y ya sea que se trate de acciones estadounidenses o de mercados emergentes (...) todos piensan que esta alza podría estar llegando a su fin", señaló Christensen. "Ahora ya tenemos descontada completamente la recuperación de la economía global en la mayoría de los tipos de activos".

Se suma al nerviosismo de los mercados mundiales que el Banco de Reserva de Australia iniciara una agitada semana para los bancos centrales, elevando la tasa de interés por segunda vez en dos meses en un cuarto de punto porcentual al 3,5%, lo que concordó con las expectativas de los economistas.

Además el Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal inicia su reunión de dos días el martes y en la sesión se publicarán las cifras de pedidos de fábricas de septiembre.

En los mercados internacionales, el índice paneuropeo Stoxx 600 perdía cerca de un 2% luego que Lloyds Banking Group señalara que recaudaría 34.000 millones de dólares para evitar un plan de protección de activos del Gobierno británico, mientras que Royal Bank of Scotland se mantendrá en el plan bajo condiciones diferentes.

En tanto, UBS  registró una pérdida de más de 500 millones de dólares en el tercer trimestre debido a una serie de cargos.

Tras el cierre de la sesión, Kraft Foods publicará sus resultados, mientras que Viacom  y MasterCard figuran entre las muchas empresas que entregarán sus informes trimestrales.

En tanto en Asia, los mercados no mostraban una dirección clara con bajo volumen de negociaciones debido a un feriado en Japón. El índice compuesto de Shanghai cerró con un alza del 1,2% a 3.114,23, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong perdió un 1,8% a 21.240,06.