El presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, salió al paso de los temores de los inversores al afirmar que la decisión del banco central de EEUU de elevar la tasa de descuento en un cuarto de punto, hasta el 0,75%, no supone un endurecimiento de la poítica monetaria de EEUU, sino una "normalización".