El patrimonio que las familias españolas tienen depositado en fondos de inversión cayó en enero hasta 131.604 millones de euros, su nivel más bajo desde enero de 2003, según los últimos datos del Banco de España. Hace seis años, las familias españolas tenían 131.416 millones de euros invertidos en este tipo de productos, cantidad que aumentó en los años siguientes hasta alcanzar en mayo de 2007 un máximo de 201.269 millones de euros.