Las familias españolas gastarán este año una media de casi 992 euros más sólo en servicios básicos (electricidad, gas, hipoteca, agua y transporte público) debido al incremento que han experimentado con la entrada del nuevo año, según el cálculo realizado por la Unión de Consumidores de España-UCE. En un comunicado, la UCE advierte de la situación de endeudamiento al que se enfrentarán millones de familias a lo largo de 2008, tras el anuncio del Gobierno de subir el recibo de la luz un 3,3% y el gas de uso doméstico un 4,8%.
Además, según la UCE, las previstas subidas de las hipotecas, del agua (4,5%) y del transporte público (un 4% de media), convertirán a los servicios básicos en "una carga más que considerable para el sobreendeudamiento de los españoles". Si a los 992 euros más que la UCE estima que gastaremos los españoles se añade los gastos en alimentación y otros productos derivados de la previsible alza de los carburantes, 2008 "no parece en absoluto un año demasiado alentador para los consumidores", señala. Para la Unión de Consumidores, esta situación, aún no alarmante, pone de manifiesto la necesidad de que las diferentes administraciones articulen mecanismos que eviten esas subidas (muchas de ellas por encima del IPC), "que se traducen en situaciones de sobreendeudamiento históricas".