La inflación anual en la zona euro se situó en diciembre en el 3,1%, misma tasa que el mes anterior, según datos preliminares de Eurostat. Una cifra que se aleja del 4,2% que marcó el IPC de España en igual periodo, con lo que el diferencial de inflación se sitúa en el nivel más alto desde agosto de 2006. La experiencia demuestra que el procedimiento que utiliza para esta estimación Eurostat es fiable, aunque habrá que esperar al próximo día 16 de enero para conocer cifras oficiales.
La inflación anual en la zona euro se situó en diciembre en el 3,1%, la misma tasa que el mes anterior, según una primera estimación publicada hoy por la oficina estadística comunitaria, Eurostat. Las estimaciones rápidas del Indice de Precios al Consumo de la Unión Monetaria (IPCUM) se basan tanto en la información preliminar sobre la evolución de los precios en los Estados miembros que tienen tales datos disponibles, como en el precio de los productos energéticos. Según Eurostat, la experiencia demuestra que este procedimiento es fiable, puesto que en los dos últimos años en diecisiete casos el dato coincidió con el definitivo, y en siete sólo hubo una diferencia de una décima. El cálculo definitivo sobre la inflación de diciembre, para la UE y todos los Estados miembros, será difundido por la oficina estadística comunitaria el próximo 16 de enero.