Los empresarios italianos pidieron hoy al Gobierno de Silvio Berlusconi en su asamblea anual que emprenda "urgentes e indispensables reformas estructurales" que reduzcan el gasto público para lograr "nuevos recursos". La presidenta de la patronal Confindustria, Emma Marcegaglia, pidió que el Ejecutivo financie obras públicas con dinero obtenido a través de la contención del gasto público en otras áreas. La cita reunió a un millar de empresarios italianos y varios representantes del mundo político y sindical, entre ellos el presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini.