El banco Suizo UBS está revisando su código de vestimenta tras ser criticado por sugerir a sus empleados llevar ropa interior de color piel y evitar que les huela el aliento a ajo.

El banco ha comunicado en el día de hoy que está revisando las 44 páginas de su código sobre vestimenta y buenas maneras. Según el portavoz de UBS, Andreas Kern, «estamos revisando lo que es importante para nosotros».

El código actual aconseja a las empleadas femeninas sobre qué clase de perfume usar, cómo aplicarse el maquillaje y qué color de medias es el más correcto.

En el caso de los hombres se establece cómo hacerse el nudo de la corbata, se hace hincapié en la conveniencia de cortarse el pelo de forma habitual y evitar las barbas desarregladas y los pendientes. También se recomienda a los empleados que lleven relojes de pulsera para dar apariencia de que están preocupados por la puntualidad.

Artículo íntegro en CNBC