Las ejecuciones hipotecarias en EEUU aumentaron en julio un 8% respecto a junio y un 55% interanual, afectando a un total de 272.171 hogares, lo que supone un proceso de embargo por cada 464 hogares, según informó la consultora RealtyTrac. En concreto, el consejero delegado de la firma, James J. Saccacio, destacó que las reposesiones de inmuebles por parte de los bancos crecieron un 184% respecto a julio de 2007, mientras que el incremento de las notificaciones de mora fue del 53% y los avisos de subasta crecieron un 11%.
El consejero delegado de Realty Trac, James J. Saccacio, señaló que "el acusado incremento de las reposesiones bancarias, junto con la lentitud de las ventas, ha provocado el hinchamiento de las reservas de viviendas en manos de los bancos para su venta". Asimismo, la consultora constató que Nevada repitió en julio como el Estado con mayor tasa de embargos con uno por cada 106 hogares, seguida de California (1/182) y de Florida (1/186).