Los dirigentes de los países que integran el Movimiento de los No Alineados (NAM) reclamaron hoy un nuevo sistema financiero mundial que se más justo con los países en vías de desarrollo que, según ellos, han sido los que más han sufrido por la crisis provocada por los países ricos, durante la cumbre de esta organización que integran 118 países y que se celebra en Sharm el Sheik, en Egipto.  "Los países en vías de desarrollo fueron los más afectados por la crisis financiera", afirmó el presidente cubano, Raul Castro, en su intervención en la cumbre. "Y como siempre, los países ricos fueron la fuente de la actual crisis, que se vio afectada por (...) lo ilógico del orden económico internacional que depende de principios de mercado ciegos y del consumo, y de la riqueza de unos pocos", subrayó, según la transcripción en árabe de su discurso.