Los inversores se muestran prudentes en los primeros compases de la sesión tras un dato flojo de viviendas iniciadas en mayo, las decepcionantes cifras trimestrales de Best Buy, que no alcanza ni las expectativas menos optimistas y el crudo, que no logra moderar su cotización.
Los inversores americanos se muestran cautos. Los principales indicadores abren en números rojos, el Nasdaq Comp se deja más de un 0,40%. El Dow Jones pierde un 0,03% hasta los 13.602 puntos. El S&P cotiza con caídas del 0,23%. Antes de la apertura se conocía el dato de viviendas iniciadas que desciende el 2,1% hasta alcanzar un ritmo anualizado de 1,474 millones de unidades. El consenso de los analistas era de 1,475 millones. Sin embargo, los permisos de construcción (indicador de actividad futura) han crecido un 3% en mayo hasta 1,5 millones, frente a la previsión de 1,48 millones. En opinión de Sara Pérez Frutos directora general de la gestora de fondos Eaton Vance, este dato sigue demostrando que el sector de la vivienda es un “lastre” para el mercado. Por otro lado la experta destaca los buenos datos de crudo que recorta posiciones tras aumentar los inventarios de gasolina en EEUU, a su juicio “el verano y la época de huracanes no puede ser tan terrible como se estaba descontando”. Ante un dólar bajista, Frutos recomienda ser prudentes a la hora de entrar en el mercado. Las referencias empresariales vienen de la mano de dos compañías Carnival Corp y Best Buy. La mayor cadena minorista de EEUU de productos tecnológicos ha registrado una caída en su beneficio neto del 18% hasta los 192 millones de dólares y los inversores castigan. Las acciones de Best Buy ceden un 4,4% hasta los 45,86 euros. Alzas sin embargo para Carnival del 0,5%, a la espera de que la compañía de cruceros publique cuentas trimestrales. El mercado erspera un beneficio por acción de 0,47 dólares. Gráfico Dow Jones