Wall Street cerró en números verdes. Y es que el buen sabor de boca que han dejado los datos de construcción de viviendas y materias primas así como por la recuperación del comportamiento de Goldman Sachs en Bolsa han impulsado al alza a los índices americanos. Así, el Dow Jones de Industriales subió un 0,74 por ciento hasta los 10.229,96 puntos, el Standard & Poor's 500 ganó un 1,14 por ciento hasta cotizar en los 1.083,48 puntos mientras el Nasdaq sumó  un 1,10 por ciento hasta los 2.222,49 puntos.
Las acciones estadounidenses cerraron en alza el martes impulsadas por una recuperación de los papeles de Goldman Sachs y por la fortaleza de los sectores de construcción de viviendas y de materias primas.

Las acciones de Goldman Sachs Group subieron un 2,2 por ciento porque aparecieron compradores tras la ola de ventas que se desató cuando el banco anunció que sus ganancias trimestrales se derrumbaron un 82 por ciento, más de lo proyectado.

La farmacéutica Johnson & Johnson que recortó sus perspectivas, también contribuyó a la caída temprana del mercado.

Algunos analistas dijeron que la compra de última hora fue impulsada en parte por las especulaciones de que la Reserva Federal tomaría medidas para alentar el préstamo.

Los inicios de casas cayeron más de lo esperado en junio, dijo el Gobierno, pero las solicitudes de permisos para la construcción, una medida de la actividad futura, subieron inesperadamente.

El sector de materias primas que subió un 2,9 por ciento, lideró los aumentos del S&P 500, ayudado por una escalada del 2,5 por ciento en los futuros del cobre CMCU3, el mayor aumento porcentual en casi un mes.